Playa Bonfil es una playa salpicada de una área restaurantera ya tradicional y conocida por su diversidad en servicios turísticos, que van desde clases de Surf, renta de cuatrimotos, paseos a caballo, hasta masajes en la playa y liberaciones de tortugas por las tardes. Ahí encontramos pequeños hoteles y clubs de playa.

En todos los restaurantes puedes encontrar hamacas, que son una contribución de las bondades de vivir en la Costa y junto al mar. Una hamaca representa descanso y confort. El buen servicio y la amabilidad van de la mano con la comodidad de palapas, sombrillas y camastros, complementos que te harán pasar un maravilloso día.